Shin - 23 de Agosto





Hoy Shin agradece a todo el mundo haber venido a ayudarlos. Explica que se ha convertido en el sospechoso otra vez, y por eso pidió la ayuda de todos ellos para encontrar alguna evidencia para defenderse, puesto que en su estado no puede hacer nada. El plan de Shin es que todo el mundo se empareje como lo hicieron en aquel día y busquen en los mismos lugares donde estuvieron. Es por la mañana, debería ser más fácil encontrar pistas.

Llorosa Rika pregunta si eso significa que Shin va a quedarse en la cabina y esperar, pero él responde que va a volver al precipicio con Heroine. Eso la sorprende, porque piensa que será peligroso para la chica, porque Rika no cree en Shin, pero él dice que Mine y Ukyo también vendrán, porque deben mirar por la cima. También le pide a Ukyo que si él mismo comienza a actuar de una manera extraña debe reducirlo…es una broma por los comentarios de Rika.

No obstante Ukyo responde diciendo lo mismo, lo que hace que Shin exclame con sorpresa. El otro sonríe con gentileza y dice que lo dice sólo por si acaso. De cualquier modo Ukyo y Mine se alejan a buscar en el acantilado, aunque se dan cuenta de que están cerca de peligro, puesto que el bosque es muy oscuro por la noche y el borde del precipicio, difícil de ver.


Cuando se marchan, Shin empuja a Heroine contra el muro y le pregunta por qué está en la misma habitación que Sawa, que debería cambiarla por Mine. Añade que se ha escapado de su cuarto. Llama idiota a Heroine por pensar que estaban paseando por el bosque como mejor amigos, le pregunta si no está preparada. Heroine le pregunta si está repitiendo las palabras que dijo esa noche, él lo confirma.

Ella logra recordar lo que pasó en aquel momento. Shin estaba tomándole el pelo contra un árbol, diciéndole aquellas cosas, y ella le pidió que parara, que se iba a casa. Shin la llamó para que volviera a su lado, iba por el camino equivocado, pero entonces ella por accidente cayó por el borde del precipicio. Heroine y Orion, que está asustado y a punto de desaparecer, están contentos de que no fuera Shin quien los empujara.

Heroine le dice que es feliz de recordarlo, y él responde que también. Está muy agradecido porque ella continúe protegiéndolo con su palabra, especialmente cuando siente que es culpa suya por estar bromeando con ella de aquel modo. Ambos son interrumpidos por Ukyo y Mine, que han logrado encontrar algo, así que Shin y Heroine van a ver.

Una hora después todos vuelven a la cabaña y Shin pregunta por sus descubrimientos. Kent e Ikki son los primeros; Kent hace notar que la sangre de Heroine estaba en dos sitios, probando que fue movida del lugar de la caída a alguna otra parte. Cree que el culpable hizo que se golpeara en la cabeza para perder la memoria, o intentó matarla, o algo por el estilo. Kent también dice que Shin ya debe haber sido interrogado por la policía sobre esto, y él asiente.

Mine y Ukyo no encontraron nada importante en el acantilado. Rika y el propietario tampoco. No obstante, Toma y Sawa encontraron unas huellas sangrientas de una mano y unos pasos. Rika se asusta y se da cuenta de que Shin mintió sobre estar ahí para encontrar evidencias para exculparlo a él, y que esas pruebas dicen que quien intentó matar a Heroine está allí entre ellos.

Rika por supuesto piensa que el criminal sigue siendo Shin, pero Kent musita sobre que si eso fuera cierto entonces habría tenido muchas posibilidades de matarla, y empujar a alguien por un precipicio es una manera muy mala de intentar acabar con la vida de otra persona. Mine piensa en voz alta que la única persona sospechosa es Shin, pero de nuevo es Kent el que replica, apuntando a que tanto Toma como Sawa pasaron tiempo a solas con Heroine y podrían haber tenido tiempo de intentar matarla.

A Kent se le ocurre preguntarle a Heroine si recuerda algo del accidente, es posible que sepa algo del criminal. Ella sólo responde que lo único que recuerda es que alguien la salvó.

Shin sonríe afectadamente por todo el asunto y le agradece a Kent su opinión y su duro trabajo. Le dice a todos que deberán volver a casa mañana y dejar el resto a la policía, puesto que no serán capaces de encontrar al criminal por su propia mano. Les pide que hagan copias de las fotografías que han tomado y las distribuyan entre él mismo, Kent y Ukyo, para que el asesino tenga más problemas para destruir las evidencias.


Durante la noche Orion le grita a Heroinen que se despierta, ha oído gritar a Sawa. Entra en pánico, preguntándose qué hacer, y le dice a la chica que cierre la puerta, pero se da cuenta de que Sawa se ha llevado la llave cuando se fue, porque no está en la habitación. Deciden salir y buscar a alguien, porque quedarse a solas con el criminal en la cabaña es peligroso. Encuentran a Shin y Toma en el salón intentando calmar a Sawa.

La chica explica que estaba yendo al baño cuando alguien la empujó al suelo. Shin y Toma logran calmarla. Todos están reunidos ya en la habitación. Kent comenta las posibilidades de que las únicas tres personas sospechosas estuvieran levantadas, lo que hace que Sawa le grite que ella no es una. Kent calmadamente le responde que no está sospechando de ella, sólo contemplando la posibilidad.

De cualquier modo Shin se da cuenta de que el criminal puede estar apuntando a las personas cercanas a Heroine para tener una mayor posibilidad de terminar lo que empezó. Quiere que el dueño cierre la cabaña, y luego cambia los lugares para dormir. Quiere que Sawa esté con Mine, Toma solo, y él se quedará con Heroine mientras los demás permanecerán como están. Ikki hace un apunte a que con estos arreglos Shin se queda solo con la protagonista, y éste pregunta fríamente si está siendo acusado de ser el criminal.

Ikki alza las manos y dice que es inevitable que lleguen a esa conclusión. Shin categóricamente dice que no puede confiar en nadie más, e Ikki sonríe, diciendo que se le han visto los verdaderos colores. Shin asegura que no puede confiar en Toma o Sawa. Eso hace que Toma le diga que tampoco confía en él, no como sospechoso criminal, sino como novio de Heroine, para estar a solas con ella.

Kent interrumpe diciendo que la solución es muy simple. Heroine, que seguro que no es la criminal, es quien elegirá con quién quiere dormir. Eso probará que la persona en quien ella tenga más confianza NO es el asesino.

(En este punto sabemos que se puede elegir una gran variedad de opciones, pero la ruta de Illinox, nuestra fuente inglesa, nos lleva únicamente por la opción de Shin y, más adelante, nos explica la de Ukyo)

Por supuesto Heroine elige a Shin, que no parece sorprendido en absoluto. Kent murmura pensativamente en cuánta confianza parece tener ella en él. Luego Shin pregunta por el centro de baseball que hay, y pide un bate de madera para defenderse. Keint apunta a que como defensa hay cosas mejores que un bate, pero Shin replica que cualquier otra arma sería peligrosa para sí mismo; eso, y además no quiere matar a nadie incluso aunque su atacante sea el criminal. Todo el mundo queda en silencio por sus palabras, y Orion se pregunta si no ha hablado de más. El propietario, no obstante, le da el bate.

En la habitación Shin le dice a Heroine que duerma, y ante la muda pregunta de ella le dice que él no dormirá, tiene que vigilar. Aún se siente mal por pensar que el criminal no haría un movimiento, y los últimos eventos lo están haciendo poner nervioso. No se perdonará a sí mismo si ella sale herida de nuevo. Heroine le pregunta si puede dormir sobre él, pero Shin responde que mejor duerma alejada porque no sabe si va a necesitar moverse deprisa, y podría ser peligroso estar cerca.


Esto desencadena un nuevo recuerdo de su infancia. Heroine, Toma y Shin estaban perdidos, y Toma intentaba reconfortarla tomándola de la mano y diciendo que sus padres definitivamente los encontrarían. Por el otro lado Shin estaba alejado, y cuando Toma lo llamó para acercarse él se negó, diciendo que no podía luchar si estaba cogiendo la mano de Heroine, y tiene que protegerlos de la gente peligrosa. Toma lo acusa de mentir y estar asustado.

De nuevo en el presente Heroine se aprieta contra la espalda de Shin y cuando él pregunta por qué lo hace ella pregunta si está asustado. Shin la llama idiota, pero tras unos momentos de silencio admite que sí, lo está. Tiene miedo de Heroine siendo herida o asaltada por el criminal. Forzadamente él dice「おまえだけは絶対守る。2度とおまえを傷付けさせないって決めたんだから」(Definitivamente te voy a proteger. He decidido no dejar que nadie te haga daño por segunda vez).

Shin habla sobre que en las actuales circunstancias no hay nada por lo que estar feliz, pero no puede evitar sentir un poco de felicidad. Antes siempre parecía que sus palabras sólo herían a Heroine, pero ahora las cosas han hecho que crea en él, que confíe en él, y eso lo hace sentir que no es tan malo.

4 comentarios:

  1. Shin <3 la eleccion entre el y Ukyo esta dificil :(

    ResponderEliminar
  2. Shin a robado mi corazón totalmente *-*

    ResponderEliminar
  3. siento q están jugando a Clue xD
    juegos Hasbro... quién dijo q solo es un juego!? XD

    ResponderEliminar